Facebook Twitter Gplus RSS

El salario y las semanas cotizadas

Para el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), una pensión es una prestación otorgada al trabajador asegurado, o a sus beneficiarios, cuando se cumplen determinadas condiciones establecidas en la Ley IMSS.  Bajo la Ley de 1973 existen 2 variables fundamentales que determinan la cuantía de las pensiones.

1-El salario Promedio

2-Las semanas cotizadas

 Analicemos una a una y entenderemos como incrementar nuestra pensión.

Salario promedio

Este dato es fundamental para determinar el monto de la pensión, para lo cual habrá que considerar lo que establece el párrafo siguiente a la tabla que contiene el artículo 167 de la LSS 1973, en el que se establece que la cuantía básica y sus incrementos se calculan considerando en primer término las últimas 250 semanas cotizadas y, a su vez, ese promedio servirá para determinar los incrementos a que se tiene derecho.

Esto quiere decir que NO IMPORTA CON CUANTO SUELDO ESTUVISTE COTIZANDO TODA TU VIDA LABORAL, LO IMPORTANTE ES EL SUELDO CON EL QUE COTIZASTE LOS 5 AÑOS PREVIOS A LA FECHA DE TU RETIRO.

Por ejemplo, si durante los 30 años que estuviste trabajando, siempre estuviste registrado con el salario mínimo, pero 5 años antes de tu retiro cotizaste con 10 salarios mínimos, recibirás una pensión mucho mayor, pues tu pensión se calculará en base a esos 10 salarios mínimos.

Semanas cotizadas

Las Semanas Cotizadas son el total de cotizaciones o aportaciones que se hacen a través de los patrones y/o del derechohabiente en forma directa, a lo largo de la vida laboral. En otras palabras es el tiempo que llevas trabajando con seguro social contabilizado en semanas. Cabe señalar, que la contratación del Seguro Familiar de Salud directamente con el IMSS, realizada por parte del trabajador para el individuo y su familia, no genera semanas cotizadas para el IMSS, pues se trata de un régimen de carácter voluntario donde solamente el servicio contratado es la atención general y médico quirúrgica con restricciones. (da clic aquí si deseas saber mas las semanas cotizadas y como solicitarlas.) 

 LAS SEMANAS COTIZADAS SON DETERMINANTES EN EL MONTO DE LA PENSIÓN DEL IMSS. Bajo la Ley de 1973 es un requisito contar al menos con 500 semanas cotizadas para tener derecho a una pensión por cesantía o vejez. Sin embargo debes saber que POR CADA AÑO EXCEDENTE (52 SEMANAS) A LAS 500 SEMANAS, RECIBIRÁS UN INCREMENTO CERCANO AL 2.5% POR AÑO ADICIONAL.

No te pierdas el siguiente articulo: Invierte en tu pensión en el IMSS.

5 de respuestas

  1. alex

    muy buena informacion,

  2. Albino Gómez

    Hola, me llama la atención esta afirmación: “Por cada año excedente (52 semanas)a las 500 semanas, recibirás un incremento cercano al 2.5% por año adicional”, pregunta: ¿En que aplica este incremento?, actualmente tengo cotizadas 1020 semanas (520 adicionales a las 500 que solicita el IMSS ya que empecé a laborar en 1987. Saludos y esta sensacional la web!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


9 + uno =

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Home Planea tu pensión El salario y las semanas cotizadas